Niños y jóvenes solidarios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con los años tendemos a ser más comprensivos y solidarios con los problemas, las preocupaciones y las alegrías de los demás. A mi me pasa. Los años me han dado una perspectiva de la vida que antes ni siquiera intuía y ahora si veo a un niño desorientado en un centro comercial enseguida me acerco y le pregunto, porque imagino que podría ser mi propio hijo. Del mismo modo, si escucho a una pareja discutir me invade una profunda y repentina tristeza, y cuando veo a unos adolescentes besándose no puedo evitar sonreír e imaginar por un instante qué será de ellos dentro de unos años. Supongo que a muchas personas les ocurre algo parecido, que sienten lo que sienten otros, que de alguna manera sufren lo que otros sufren. Al menos a mi me gusta pensar así.

Hace dos fines de semana estuve impartiendo unas charlas sobre comunicación y redes sociales a chicos de Cruz Roja Juventud de la Comunidad Valenciana. En principio, parecían jóvenes como los demás. Unos están en la universidad, otros finalizan el bachillerato y algunos buscan trabajo. Pero todos tienen algo diferente, algo muy especial. Estos chicos, y otros muchos más como ellos, son solidarios y generosos.

Cruz Roja Juventud está formada por niños, niñas y jóvenes de 8 a 30 años, y todos ellos, dentro de sus posibilidades, hacen cosas para mejorar la sociedad en la que viven, en la que vivimos todos. Y lo hacen también para atenuar el sufrimiento de otros chavales como ellos. En sus pueblos y ciudades dan clases a niños con dificultades, reparten alimentos, organizan programas para jóvenes sobre hábitos saludables y promueven actividades que favorecen la integración de los niños más desfavorecidos. Y lo hacen todo con una alegría y una convicción que a mí me conmueve.

Ellos, tan niños, tan jóvenes, son ya capaces de ponerse en la piel de otros chicos, y seguro que sienten lo que otros sienten, lo que otros sufren. Tienen toda la vida por delante, y todavía mucho por aprender, y sería ingenuo pensar que no se pelean con sus amigos y que no contestan malhumorados a sus padres o que incluso alguno se excede cuando sale de fiesta, pero su determinación y los valores solidarios que promueven constituyen un ejemplo de honestidad no solo para otros chavales, sino también para muchos mayores.

Son niños y jóvenes cuidando de otros niños y jóvenes. Eso es Cruz Roja Juventud.

Anuncios

Acerca de Joaquín Núñez

Periodista.
Esta entrada fue publicada en solidaridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s