Me voy a Second Life y otras reflexiones apocalípticas

Second-Life-SpacePort

Hace algo más de un año publiqué en el diario El Mundo un artículo sobre Second Life, el mundo virtual que podría considerarse uno de los precedentes de las actuales redes sociales. Cuando escribí la información, en enero de 2012, este primigenio espacio virtual se encontraba ya en franco declive, ajeno al rotundo y arrollador éxito de plataformas como Twitter y Facebook.

Ahora, como en aquel entonces, siguen existiendo valientes intentos de refundar Second Life y conquistar sus ilimitados espacios virtuales, pero ese mundo futurista y algorítmico se apaga lenta y, tal vez, inexorablemente. Solo algunos pocos románticos deciden empezar una nueva vida allí y, por qué no, dejar de lado la real, tal vez más aburrida, triste y previsible.

Ahora que se cumplen 10 años de la fundación de Second Life y nuestro mundo, nuestra realidad, parece una pesadilla es justo recordar que sus creadores (la empresa Linden Labs) fueron extraordinariamente visionarios, porque la atracción hacia un nuevo mundo, en el que cada uno puede construirse una identidad distinta a la real, resulta si cabe más seductora y tiene ahora más sentido que nunca.

Todo en Second Life tenía un aire futurista, como aquellas viejas revistas de Ciencia Ficción de los años 50, y para mucha gente era bello vivir otra vida, otras experiencias, sin las limitaciones de la real. Eramos quien queríamos ser, no quien realmente eramos. Una formidable mascarada, sin más límites que la propia imaginación… y el dinero. Porque también había transacciones monetarias y varias multinacionales ‘reales’ compraron suelo y se instalaron también allí, abriendo un nuevo mercado, contaminando, como no, el mundo virtual.

Ahora Second Life tiene el encanto de los pueblos abandonados, de los territorios por descubrir. Me imagino a mi mismo deambulando por allí, explorando en solitario, escuchando el eco de mis pasos.

Second Life es posiblemente un mundo apocalíptico, pero acaso, ¿no lo es éste ya?

Anuncios

Acerca de Joaquín Núñez

Periodista.
Esta entrada fue publicada en crisis, periodismo, redes sociales, social media. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s